La Candelaria es un espacio histórico y cultural, pues fue aquí donde se llevó a cabo la fundación de la ciudad, lo que hoy se conoce como el Chorro de Quevedo. Tal vez es este inicio, el que obliga a convertir a la localidad en punto de referencia para cualquier tipo de indagación histórica, cultural, social o política de la ciudad.

Datos básicos 

Alcalde local: Xinia Rocío Navarro Prada
Dirección: Carrera 5 N° 14 - 46
Teléfono: 3410261


Datos demográficos

Número de habitantes: 23.315 aproximadamente
Extensión: 183.89 hectáreas
Límites: al norte con la localidad de Los Mártires; al sur, con la localidad de San Cristóbal; al oriente, con la localidad de Santa Fe, y al occidente, con las localidades de Los Mártires y Antonio Nariño.
Upzs: UPZ 94 Candelaria

Descripción de la localidad

Para el Plan de Ordenamiento Territorial y el POT,  La Candelaria es una localidad céntrica por excelencia y es desde esta perspectiva que se debe dar el manejo de su imagen deseable y de su entorno a futuro, con el fin de consolidarla en concordancia con la ciudad, su estructura y sus operaciones estratégicas deben dar respuesta a los fines deseables en materia ambiental, social, económica, territorial y administrativa

Como descripción del entorno que hace parte fundamental de una localidad global, encontramos que La Candelaria es territorio central por excelencia; su única UPZ es de carácter dotacional, predominando la clase económica baja que no sobrepasa el estrato 3. Sin embargo, existen factores atenuantes de esta situación, ya que debido a su connotación de patrimonio histórico y cultural se da el beneficio de una estratificación baja para el pago de impuestos y servicios, sin que esta determinación este relacionada directamente con el acceso a bienes y servicios de algunos de los habitantes del sector que podrían pertenecer a los estratos 4, 5 y 6.

En su infraestructura, está compuesta por 175 kilómetros de vías de los cuales posee una centralidad y una operación estratégica denominadas  “centralidad centro histórico – centro internacional”, cuya directriz principal es la de proteger el patrimonio cultural y promover la renovación urbana.

Cabe destacar que la localidad cuenta con un gran número de establecimientos de educación superior, lo cual determina la concentración de población flotante durante casi todo el año.

Reseña histórica

¿Qué hace de La Candelaria el territorio que frente a la ciudad, guarda una carga histórica de siglos, cuyos misterios trascienden en sus viejas edificaciones de estilo colonial que sirvieron de epicentro a la Real Audiencia, la capital de la gobernación, del virreinato y de la república? Muchos afirman que es precisamente ese pasado que en ella trasciende, lo que le ha permitido considerarse por mucho tiempo el epicentro de lo público, a través de unas instituciones que desde siempre han estado allí consolidando la memoria del  país; para algunos representa su medio de formación o de trabajo; para otros, el espacio que sorprende y seduce con sus noches de bohemia y poesía, con los murmullos quedos de una ciudad que desde allí inició su expansión.

La Candelaria es espacio cultural por excelencia; consolidada como patrimonio histórico y cultural mediante la Ley 59 de 1963, se reconoce por su oferta de teatros, museos, bibliotecas, cafés y buena parte de los lugares de decisión pública. Pero más allá de esta connotación, existen algunas características que para muchos no son claras, pues al enunciarla, aún se cree que se trata de un barrio. Resulta que el nombre que le fue otorgado, corresponde a un convento que era cercano hacia los años cincuenta; hoy en día es el fragmento administrativo más pequeño de Bogotá, cuyos barrios -Santa Bárbara, Belén, Egipto, Las Aguas, Concordia, Egipto, Centro Administrativo y La Catedral- guardan dentro de sí, cerca de 27.500 habitantes, además de las aproximadamente 300.000 personas que a diario acuden para trabajar, estudiar o visitar su oferta cultural.

La anterior descripción, daría a pensar que es la localidad con mayor equipamiento cultural. No obstante, y según el último diagnóstico artístico y cultural elaborado por

Videos