Movilidad Bogotá

“El Plan de Desarrollo, “Un nuevo contrato social y ambiental para la Bogotá del Siglo XXI  2020 – 2023”, aprobado en el mes de mayo por el concejo de la ciudad, contiene cinco grandes propósitos. Uno de ellos, de relevancia especial, el que tiene que ver con la movilidad, tema que ha sido de mayor importancia para los capitalinos. El nuevo plan, inicia un camino para resolver buena parte de la problemática”, dijo el Concejal por el Polo Democrático Alternativo, CELIO NIEVES HERRERA.

El cabildante explicó que, el Propósito 4: “Hacer de Bogotá - Región un modelo de movilidad multimodal, incluyente y sostenible”, pretende la promoción de modos sostenibles de transporte, el mejoramiento de los tiempos y de la experiencia del desplazamiento, teniendo a la red férrea regional, líneas metro de ciudad, de buses y a la red de ciclorrutas como ejes articuladores de la movilidad urbano-regional. Así mismo, ofrece avances importantes que vale la pena resaltar: la construcción de la fase I y la extensión de la fase II de la Primera Línea del Metro hasta Suba y Engativá; el Regiotram de Occidente y el Regiotram del Norte; la construcción del cable aéreo de San Cristóbal y la estructuración de otros dos, uno de ellos el de Usaquén en el sector de Cerro Norte; la creación de una Autoridad Regional de Transporte y una Sociedad por acciones como Operadora Distrital de Transporte; la construcción de un corredor verde por la carrera Séptima sin troncal de Transmilenio; la creación de un Sistema Público de Bicicletas; la generación de una estrategia de centros de  des-consolidación de carga; la construcción de importantes proyectos estratégicos de infraestructura para la Movilidad, y la ampliación y mejoramiento de la red de ciclorrutas de la ciudad.
 
Nieves Herrera señaló sentirse satisfecho porque buena parte de los proyectos del nuevo plan, en materia de movilidad, fueron construidos con base en las propuestas ofrecidas por el Polo Democrático Alternativo, algunas de ellas de su propia iniciativa, promovidas desde años atrás. No obstante, expresó que si bien se pretende adelantar importantes obras para la movilidad y el transporte masivo de pasajeros, como la red férrea antes mencionada, mantiene una preocupación por que el proyecto de la primera línea del metro, que va a servir al corredor oriental de la ciudad en las localidades de Mártires, Santa fe y Chapinero, donde se mueve al mayor número de pasajeros, “no va a ser subterráneo como debería ser, lo cual deja en deuda a la ciudad, por lo que, una vez más, insistimos en la posibilidad de redireccionar el proyecto en la etapa de estudios y diseños que apenas se encuentra iniciando su ejecución”.
 
El concejal resaltó la creación de una Autoridad Regional de Transporte, de la que dijo: “tiene como propósito asegurar el correcto desarrollo de los proyectos de transporte masivo regionales y urbanos, y en la que el Distrito podrá participar junto con los municipios aledaños en la constitución de un ente gestor del transporte masivo para la región. Esto, a nuestro juicio, constituye un avance importante en la consolidación de la Región Administrativa y de Planeación Especial – RAPE, desde donde se podrán impulsar nuevos espacios para la coordinación en la planeación, estructuración, construcción y operación de los sistemas de transporte regionales, tanto férreos como el tradicional transporte intermunicipal”.
 
El cabildante del Polo destacó como avance importante dentro del nuevo Plan de Desarrollo que el Distrito cree un Operador Público de Transporte, cuyo objeto será la prestación del servicio en Bogotá D.C. y en su área de influencia, en los diferentes componentes y modalidades. Nieves Herrera explicó que una de sus luchas en el Concejo de la ciudad ha sido la inequidad existente entre los operadores privados del transporte y el distrito, por lo que ha pedido muchas veces la renegociación de los contratos de concesión, que no ha sido fácil desde el punto de vista legal. La creación del Operador Público de Transporte, le va a permitir al distrito participar de los beneficios del sistema, que hasta ahora han sido mayoritariamente para los privados, ya que éstos reciben el 95% de los ingresos, mientras que al Distrito que tiene la responsabilidad de la construcción y el mantenimiento de la infraestructura: troncales, corredores del SITP, estaciones, portales y patios, solo le corresponde un pírrico 5%.
 
Para el Concejal Nieves, el nuevo concepto del Corredor Verde de la Carrera Séptima, sin troncal de Transmilenio, constituye un logro importante que permitirá el uso de energías limpias, el espacio público peatonal y formas de movilidad alternativa como la bicicleta. Este proyecto se diseñará con participación ciudadana protegiendo el patrimonio cultural, promoviendo la arborización urbana, garantizando un mejor alumbrado público y la operación de un sistema de bicicletas. Esto es muy diferente a lo que pretendía construir la administración anterior, ya que en ningún caso, el nuevo corredor de la Carrera Séptima incluirá una troncal de transporte masivo como la que se planteó en el proyecto diseñado por el Instituto de Desarrollo Urbano durante 2017 y 2018.
 
“El Nuevo Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI, incluye la creación de una Política Pública de la Bicicleta, que permitirá mejorar las condiciones físicas, socioeconómicas, ambientales y culturales de la ciudad para el uso y disfrute de este medio alternativo de transporte y contribuirá a la consolidación de nuestra ciudad como capital mundial de la bicicleta. Por esto, desde la bancada del Polo Democrático Alternativo, exijimos que dentro del Plan de desarrollo se consignara la ampliación y el mejoramiento de la red de ciclorrutas; lo cual quedó establecido en la meta para la construcción de 280 km nuevos de cicloinfraestructura y la conservación de 190 existentes”, puntualizó Nieves Herrera. El concejal indicó que la política de la bicicleta tendrá énfasis en aspectos tales como: fortalecimiento de la cultura, cadena productiva de la bicicleta, optimización de la seguridad (personal y vial), implementación de servicios complementarios como el nuevo Sistema de Bicicletas Públicas de Bogotá y el Registro Obligatorio de bicicletas, con el fin de que las autoridades cuenten con una base de datos centralizada sobre la totalidad del número y características de bicicletas que se movilizan en la ciudad.
 
CELIO NIEVES resaltó que el nuevo Plan de Desarrollo incluye como acción de mejoramiento barrial el concepto de Mejoramiento Integral de barrios con Participación Ciudadana, propuesto por él con el fin de articular esfuerzos entre el distrito y la comunidad para adelantar acciones de mejoramiento de la malla vial local, la construcción de andenes y, de manera especial, el mejoramiento de la accesibilidad en los barrios de ladera, a través de la construcción de escaleras o bandas eléctricas, en localidades como Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Usme y Usaquén, propuesta que fue defendida desde hace muchos años por el Concejal.
 
Por último, el cabildante señaló que, si bien no se logró como una meta del Plan de Desarrollo la implementación de la Tarifa Estudiantil establecida por el Acuerdo 615 de 2015, de su iniciativa, para beneficiar a más de 300 mil estudiantes de educación media y superior, se espera que este compromiso de campaña sea una realidad en el gobierno de la Alcaldesa Claudia López.
 
 
CELIO NIEVES HERRERA
Concejal de Bogotá